miércoles, 15 de octubre de 2014

Prácticas [IX]

Voy a aprovechar esta sección, para exponer una situación que me acaba de suceder y que necesito contar, pero no tengo un dibujo apropiado para ello.

Por tanto el dibujo no se relaciona para nada con el texto.

Se me acaba de partir la pantalla del móvil. Esto puede parecer algo no demasiado raro, a mucha gente se le rompe. Pero empieza a ser extraño cuando matizo que la caída ha sido desde exactamente 9cm de altura, que es la diferencia entre la altura de mi mesa y la mesita donde tengo el teclado del PC.

Además, el golpe no ha sido fuerte, el móvil no fue empujado, simplemente se deslizó suavemente.

Recuerdo que la cota de la que hablamos es de 9 cm, lo que son 4 cm menos de lo que mide el alto del móvil.

Y por si todo esto fuese poco, hace solo CINCO días que cambié la pantalla por que llevaba ya muchos golpes acumulados y estaba bastante rota.

Como todos sabrán, si hace solo CINCO días que has cambiado la pantalla de tu móvil porque se te había roto, lo normal es que actues con sumo cuidado de no romperla, al menos en el primer mes. Y así fue conmigo.

Pero todo ha sido en vano.

Por tanto, despues del tiempo empleado en cambiarla, el coste de la pantalla, y todos los irónicos factores que envuelven a este suceso, creo que puede quedar bastante definida la magnitud de mi cabreo ahora mismo.

Gracias por leer la historia.
Aquí el dibujo:



Son simplemente algunos apuntes (entiéndase como apuntes dibujos rápidos de cosas que ves, no apuntes de clase) que tomé en una clase de Introducción a la Arquitectura. Algunos son inventados.
Básicamente pretendía mostrar lo importante de cada estructura con el menor tiempo dedicado posible.

Espero que os guste.
Un saludo.
Calde

sábado, 11 de octubre de 2014

Universidad (III)

Todo es experiencia.

Pongamos un ejemplo: Un niño va caminando por la calle, y se para a ver unas flores. Casualmente en una hoja hay una mariquita.
El niño la ve y se queda asombrado por su belleza, por tanto, y como sería una reacción natural, decide tomarla entre sus dedos.
Inconsciente de él, la toma con tanta fuerza que la aplasta.

Dejando a un lado el posible trauma, y el consiguiente llanto, el niño ha aprendido a tratar con cuidado las cosas que aprecia.
El día de mañana será un buen padre, que cuidará de su familia, delicado e incluso agradecido con la belleza de este mundo.

¿Exagerado?

En esta carrera cada vez más, me doy cuenta de que no es exagerado.

Todo lo que he hecho hasta este momento parece haber sido hecho con la intención de mejorar mis aptitudes como arquitecto, porque siempre que voy a clase, encuentro una forma de utilizar algo de mi pasado.

Supongo que a todos les pasará algo parecido, pero casualmente a mi me ha empezado a suceder este año.

Desde hobbies, hechos puntuales, o curiosidades que tenía me han ayudado a avanzar en clases, entablar amistades... Lo que sea.

Por poner un ejemplo más concreto, hablaré de un programa que yo (como muchos) veía de pequeño: Art Attack.

Recuerdo que un día en mi pueblo lo estaba viendo, y me sorprendió un dibujo que hicieron sobre cartulina negra, con una tiza, de una habitación en la que se estaba abriendo la puerta y la luz que entraba iluminaba la cama, los juguetes... etc.

Me acuerdo perfectamente de como a los días, en mi regreso a clases (estoy hablando quizá de primero de la ESO) cogí una de las tizas de la pizarra y me animé a hacer un dibujo sobre un cuaderno (ya que era de tapa de plástico, con rugosidad, y se quedaba mejor el polvillo)

Fue un dibujo de un ovni sobre una casa, hecho con la misma técnica que el programa, dibujando las luces y las zonas que estas iluminaban.

Me gustó tanto que seguí haciendo dibujos así en la pizarra, en los cuadernos... Hasta el otro día, donde nos pidieron hacer (quizá destino, quizá casualidad, quizá es lo que estaba en el temario) un dibujo en 100x70 cm del hall de la facultad con tiza.



Sea como fuere, ahí está el dibujo. Como apunte diré que es curioso, porque al hacer la foto, pudiera parecer perfectamente que esa cartulina es tamaño folio, cuando en un folio no entraría si quiera las dos columnas de la izquierda.

Espero que os guste.
Un saludo.
Calde

domingo, 5 de octubre de 2014

Adivinanza (VIII)

Cualquiera compraría pastillas para estar feliz.

No me malinterpreten, no me refiero a ninguna droga, me refiero a algo que verdaderamente te hiciese feliz, sin ningún tipo de efecto secundario. Tomarla y adiós al cabreo, a la tristeza, a la depresión...

¡Eso existe!
Aunque quizá no seamos conscientes.
Me refiero a la música. No soy el único que escucha música acorde a su estado de ánimo. Cuando estás animado escuchas música potente, cuando estás tranquilo, algo relajado...
Pero ¿por qué?
Porque la música nos mantiene en ese estado.
Y la pregunta es, si la música es la responsable de mantenernos en ese estado, ¿no sería posible usarla para cambiar de estado?

Muchas veces estoy animado, y de pronto escucho una canción triste, de falta de esperanza, y prácticamente me hundo durante lo que dura la canción.
Y otras veces, estoy cansado en el metro, yendo para casa después de un día en el que todo me ha salido mal, y empieza a sonar alguna tontería alegre, y me hace sonreír.

El poder de la mente es increíble, y jugando con los estímulos a nuestro alcance podríamos conseguir, en forma auditiva, esas pastillas que cualquiera compraría.

Hoy traigo un grupo, que personalmente no me gusta demasiado (ojo, algunas canciones sí) pero que hay cierta persona que es tremendamente fan, y que la reflexión anterior quizá le parezca interesante.

No daré ninguna pista, pues la imagen dice directamente el nombre de la banda, y es lo suficientemente conocida como para que no haya dudas.


De nuevo, probando nuevos estilos en esta sección. Este particularmente me gusta mucho, pues es una forma de "dibujar con color".
A ver que os parece a vosotros.
Un saludo.
Calde

Solución de la anterior adivinanza: Obviamente, Daft Punk. Del cual recomiendo dos canciones: Something About Us, y Touch.