jueves, 21 de mayo de 2015

Acabamos...

Esta entrada la voy a dedicar a dar explicaciones totalmente innecesarias.

Ya estoy en la recta final de la carrera (como odio esta frase). En una semanita estaré libre, pero para quien piense que debería estar contento y que tengo mucha suerte, el hecho de que últimamente me acueste viendo amanecer demuestra lo contrario.

Pese a todo, la carrera me hace feliz, que es lo importante.

Hoy traigo un dibujo en acuarela, por aquello de ver avances. Empecé a principio del curso sin tener ni idea, y creo que poco a poco voy dominando la técnica, aunque sea un proceso lento.

A ver que os parece:




La entrada de hoy es cortita, pero bueno, ya vendrán algunas más elaboradas en el futuro.

Un saludo.
Calde

jueves, 14 de mayo de 2015

El genio artista

Como supongo que debería ser natural, la Universidad es un sitio para debatir numerosos temas, sean o no políticamente correctos.
Y entre ellos, el que yo más he escuchado ha sido el de la cualidad de "genio" que se le atribuye hoy en día a los artistas.

Parece que hoy, si no eres un genio, eres un mal artista. Si no eres un fuera de serie, o si no haces algo totalmente novedoso, no eres nadie.

Básicamente nos hemos quedado con la idea de que para triunfar hay que marcar un antes y un después en la historia, y me hace gracia comprobar como mucha gente, incluso yo mismo, hemos dicho: "seré el nuevo Da Vinci".

Esto crea malentendidos, si desde el principio no eres bueno en algo, entonces es que no eres un genio, y por tanto serás malo en ello.
Pero, ¿qué hay de verdad en esto?

Hoy por ejemplo, se ha hablado del gran Gaudí, y me ha sorprendido (gratamente) saber que no fue un genio autodidacta como muchas veces se le ha presentado. Al principio de su carrera era uno más, y si llegó a ser la referencia arquitectónica y artística que es hoy en día, fue a costa de muchísimo tabajo y tiempo.

En mi opinión, el artista es una persona que trabaja disfrutando, cualquiera que disfrute haciendo su trabajo, y llegue hasta el punto de dedicar su tiempo personal a él, es un artista. Y me da igual que sea un pintor o un bombero. Y como futuro arquitecto, yo disfruto mucho estudiando, que es mi actual trabajo. Disfruto dibujando, pensando e ideando, hasta el punto de dedicar mis sueños a esta tarea.

Pero no me considero un genio, aun no. Me queda mucho por aprender, igual que a todos mis compañeros, y me resulta gracioso el hecho de comprobar, que algunos llegan con una idea artística de lo "novedoso", que irónicamente es repetitivo a todos ellos.
Todos intentan hacer algo diferente a los demás y se sorprenden al comprobar que el resto ha pensado en lo mismo.

Y esto creo que ocurre, porque se nos ha vendido una idea de lo que es novedoso, una idea tan masticada que hace falta poco tiempo para hilarla y concebir esa idea tan "original".

Por supuesto yo empecé igual, pero creo haberme dado cuenta antes que algunos de ellos de esta realidad. Mi objetivo ha dejado de ser el "ser original" y ha pasado al de dotar de un sentido a mis creaciones, sean dibujos, o proyectos arquitectónicos.
Valorar la idea más que el conjunto en sí.

Casualmente, al intentar dejar de ser original, me he distanciado del resto de la clase. Algunos otros han seguido el mismo camino de pensamiento que yo, y ahora formamos un grupo incomprendido en el que solo importa nuestra visión del proyecto, y donde robar ideas de grandes maestros es algo bueno, al igual que un buen estudiante de bellas artes copia un cuadro de Velázquez, pero le añade su propia personalidad.

Y precisamente, e irónicamente, al ser originales a nuestra manera, estamos siendo rechazados por aquellos que tanto ansían la originalidad.

En definitiva, nos enfrentamos a una evolución del arte cada vez más acelerada en la historia, pero esto está haciendo que se tome un cauce muy determinado, y pese a que prácticamente cada mes sale una corriente nueva, o un estilo diferente (aquello que se llama arte moderno), en el momento que te sales de ese cauce de evolución, sea para volver atrás o para cambiar la dirección, eres rechazado y apaleado.



Un saludo.
Calde

martes, 12 de mayo de 2015

Caminos

¿Existe el destino?

Que feo si existiese ¿verdad?
Se nos presenta como si fuese algo mágico, de película. Unidos por el destino, o era su destino trabajar de abogado, o el destino quiso que se encontrara cien euros.

Pero, una vez apartamos esa version "Hollywoodesca", nos encontramos con que tener un futuro ya escrito es algo horrible.

Y si no me creéis, imaginaos por un momento que diese igual las decisiones que toméis, que por mucho que trabajaseis por conseguir algo, si el destino te lo niega, no pudieras hacer absolutamente nada.
En el final, acabarías igual.


Es más bonito pensar que cualquiera de las decisiones que toméis ahora mismo están cambiando vuestro futuro. Esto quiere decir, que solo por el mero hecho de haber leído estas líneas, vuestro futuro va a ser (mínima o exageradamente) diferente al futuro que hubiese sucedido si no la hubieseis leído.

Por ser más radicales, qué terrorificamente bonito es pensar que el levantarse o no una mañana puede suponer la diferencia entre encontrarse con un amigo del pasado, re-conocerse, y que ese día quedase en el recuerdo, o que sea un día más.

Te hace mucho más responsable, pero también te hace ser el capitán de tu vida.


Aunque, por cerrar el círculo y volver a la idea de la existencia del destino que comenté al principio, también puede ser bonito pensar que sí, puede que el final sea el mismo siempre, pero tu puedas decidir la manera de llegar a ello.



Con estas reflexiones os presento una prueba que estoy haciendo para DAI, y es meterme con este arte de módulos y repetición. Se que últimamente estoy probando muchas cosas, estilos nuevos, y normalmente se quedan en pruebas. Pero sé que en algún momento encontraré alguno que desarrolle más.

Espero que os guste,
un saludo.
Calde

miércoles, 6 de mayo de 2015

¿Sentimiento o razón?



Hoy planteo una duda, que aunque pueda parecer muy filosófica, muy extraña, o muy poco práctica, creo que tiene mucho que ver con la forma de ser de cada persona.

Yo mismo me discuto esta cuestión: ¿Qué es más importante cultivar, el sentimiento o la razón?

Si bien es cierto que ambas cualidades son importantes, y en ocasiones se complementan, parece ser que la personalidad de cada uno se define en torno a una sola.

Las personas racionales, parece ser que son más analíticas, sistemáticas e incluso precisas (entiéndase esto último como meticulosas, más que como dedicadas, que también) su mente suele ser bastante eficiente a la hora de expresar ideas, y suelen ser buenas dando explicaciones. En cambio son demasiado ortogonales, suelen tender hacia una rutina marcada, hacia la programación perfecta del día.

En cambio las personas sentimentales, son mucho más expresivas, más dejadas a la hora de precisar algo, pero igualmente eficientes opino yo. Son personas que cuesta entender sus intenciones, inesperadas. Suelen ser más caóticas y excéntricas incluso.


Esta conclusión la he sacado de un simple análisis a mis compañeros de clase y a mí mismo. Mientras que unos, más ingenieros si se quiere, presentan ideas "muy de libro", hay otros que tienen una visión mucho más artística de la arquitectura, y de la vida.

De nuevo me encuentro ante un dilema, y es que no consigo situarme en ningún bando. Es absurdo negar que ambos tienen cosas buenas y cosas malas, pero inconscientemente me sitúo entre medias.
Pero lo mejor, es que una vez consciente de este hecho, me hallo incapaz de elegir.
Ambos mundos me encantan.

Siempre he sido una persona científica, matemática incluso, pero dentro de mi orden, hay un gran caos.
Es lo contrario a esa gran frase de adolescente con una habitación desordenada "dentro del caos está mi orden".

Yo, por contra, puedo decir que dentro de mi orden hay un caos.

A veces hablando con compañeros sobre pensamientos  u opiniones de tema variable, me dicen que tengo ideas extrañas sobre la vida (si se quiere decir así), y en el fondo creo que es cierto, y que eso está marcando enormemente el carácter de mi humilde arte arquitectónico.

En conclusión, no se si seré una persona sentimental o racional, lo que si sé es que intentaré aprovechar lo bueno de cada parte siempre que sea posible.

Un saludo.
Calde

lunes, 4 de mayo de 2015

De vuelta



Hola a todos.

Ha pasado un mesecito, que la verdad me tomé inesperadamente de vacaciones en el blog.
No es que esto sea un trabajo, pero de vez en cuando viene bien descansar, ahora vengo con muchas más ganas.

Antes de continuar me gustaría dar las gracias a todos aquellos que siguen fielmente el blog, pues me ha sorprendido gratamente el ver que las visitas apenas han variado desde que me fui. Ese interés por mi página hace que mi confianza en este proyecto aumente.
Aun así tranquilos que este tipo de vacaciones no serán muy frecuentes (si es que se repite).


Metiéndonos de nuevo en materia, he estado dibujando mucho este mes, por tanto la frecuencia de dibujos aumente estos días, para que así os compense de algún modo.

También he de decir que, si todo sale bien, en 25 días estoy libre de la universidad, por lo que tendré aun más tiempo.

Aprovecho esta ocasión para mostraros un dibujo en piel que, como ya sabréis muchos, es un medio que me gusta bastante:



Es un ojele, esta hecho con rotulador, boli y pinturas (mojando la punta). Como veis no es muy realista, pero si tiene un aspecto de tatuaje noventero que me mola.

Espero que os guste y que no se os haya hecho muy larga la espera,
un saludo.

Calde