viernes, 19 de junio de 2015

Óptica

Hace tiempo dije que este sería un blog de dibujo, y de hecho así es.
Pero de vez en cuando propongo cosas que van más allá del dibujo, además que en muchas entradas cobra más valor el texto, que el dibujo en sí.

Es por eso que he decidido ampliar los límites del blog, y convertirlo en un blog artístico.
De momento no habrá repercusión ninguna, pues la mayoría de las entradas seguirán siendo de dibujo, pero este último año me he interesado por la fotografía (en parte gracias a la carrera).

Ya que por necesidad, de nuevo, para la universad, necesito una cámara buena, voy a aprovechar para aprender fotografía de verdad, por lo que de vez en cuando quizá veáis alguna foto por aquí.

Además esto también viene ligado a mi interés por la óptica, me he tragado muchos documentales y muchos textos sobre este tema, y es que es emocionante lo que un cachito de cristal puede hacer.

No voy a meter aquí el rollo de todo lo interesante que tiene la óptica, pues imagino que a pocos les puede interesar el tema, y a quien le interese por seguro que sabrá más que yo.
Pero creo que sí puedo y debo hablar, del potencial de las lentes. Sin hablar de su uso eficiente (como en la corrección de las enfermedades del ojo), se puede remarcar una característica principal, y es que las lentes nos permiten ver aquello que nuestros ojos no pueden.

Desde cosas treméndamente pequeñas como una célula, hasta cosas muy lejanas como una galaxia. Pero también nos permiten ver nuestro ambiente de otras formas. Deformándolo, o incluso dándonos más información de la nos da nuestro ojo.

Por ejemplo, el efecto llamado ojo de pez, lo que hace es abrir nuestro campo de visión a un ángulo muy forzado, llegando a ver en ocasiones cosas que están incluso detrás de nuestros ojos.

O el famoso efecto 360º, que en una misma foto, si por ejemplo la tomamos en una habitación cúbica, nos permite ver las 6 paredes (incluyendo suelo y techo) a la vez.

Para quien no sepa a lo que me refiero, puede pensar en una panorámica, que es casi lo mismo, solo que en una única dirección.

Pues ese efecto es el que he intentado reproducir en mi propia habitación, con el dibujo de hoy.

No me he centrado mucho en el detalle de cada muñequito que tengo, porque me tiraría horas, y no quería centrarme en el hiperrealismo. En cambio, me he centrado en que la perspectiva deformada tenga sentido, lo cual a veces no es sencillo.

A ver que os parece:



Un saludo.
Calde

martes, 16 de junio de 2015

Noticias

Hola a todos,

como ya es verano, me he propuesto un "reto" para mantenerme entretenido (suelo hacerlo todos los años, por ejemplo el pasado empecé a tocar la guitarra).
Esta vez he decidido dibujar un mural en mi habitación, porque he aprovechado el tiempo libre para limpiarla bien y hacer hueco para estudiar y dibujar mejor, y ahora tengo una pared libre que quiero llenar.

Llevo con esta idea desde finales del año pasado, y he tenido tiempo para preguntar opiniones (aunque obviamente no haré nada que a mi no me guste)
La primera idea fue la de crear un bosque, pero debido a dificultades varias (presupuesto y superficie a pintar) decidí hacer algo diferente.

Es por eso que he tomado una de las sugerencias que más me han hecho: Las setusas

Este fue un dibujo que dio mucho que hablar, y es que junta las medusas (yo diría que de mis animales favoritos) y las setas que tienen un encanto muy extraño.

La idea del mural sería la de darle un fondo oscuro (está comprobado que no reduce demasiado el espacio de la habitación) y despues combinar este dibujo en ascenso.

Además, puede quedar muy chulo pues tengo la suerte de tener una luz negra (cortesía de mi padre), y la idea es la de pintar parte del dibujo con polvos fluorescentes para darle un rollo más mágico y psicodélico.

En principio comenzaré el dibujo el mes que viene, pues antes tengo que preparar la zona y hacer bien los bocetos.

Mientras tanto os pongo aquí como va la carpeta que estaba dibujando, de la cual he terminado las setitas, que viene al caso:


Es una pena ya que con el uso se le ha desgastado muchísimo el color. Aun así, estoy pensando en repasarlo una vez acabe todo, y darle algún tipo de imprimación o en su defecto algún plastificado que mantenga en su sitio los colores.

Espero que os guste, y para cualquier sugerencia o idea, tenéis los comentarios.
Un saludo.

Calde

martes, 9 de junio de 2015

Autorretrato (primer intento)

Bueno, últimamente he estado muy filosófico, y no he hablado mucho de dibujo, que aunque les pueda pesar a algunos, es el tema principal del blog.

Es por eso que hoy traigo una entrada más idónea en la que os presento el primer intento de autorretrato.

Un autorretrato, como bien dice la palabra, es un retrato de uno mismo, donde la dificultad no es tanto el captar los rasgos físicos (que se te puede dar mejor o peor) si no captar los rasgos psicológicos, que es donde está la chicha.

Es especialmente difícil, y es lo que me llama de los autorretratos en vez de los retratos a secas, el captar tu propia psicología, pues normalmente esta viene distorsionada por nuestro ego, es decir, nuestra propia visión de nosotros mismos, que pocas veces es real.

Al hacer un autorretrato, no solo estás intentando dibujarte a ti mismo, si no que plasmas lo que piensas de tí.

He decidido por tanto hacer una serie de autorretratos, con el objetivo de ser objetivos, valga la rebundancia.

Aquí va el primero de ellos:


 En realidad soy más guapo

En este caso he escogido acuarela, porque últimamente le estoy pillando cariño al agua (será que es verano), pero quizá en los próximos pruebe otras técnicas, u otros estilos (un autorretrato no tiene porqué ser realista, menos aún si es un autorretrato psicológico.)

 Sé que los que no me conocen lo tendrán difícil para saber si me parezco o no, aunque ya os adelanto que imitar rostros no es ni de lejos mi especialidad, pero creo que en el conjunto del dibujo se puede apreciar bastantes cosas sobre mí.

A ver que os parece.
Un saludo.

Calde

jueves, 4 de junio de 2015

No hacer nada

Estoy sentado, en un cuarto simple.
Blanco.
Grande.
No pienso en recuerdos, ni en qué hacer.
Simplemente estoy sentado en el suelo, sin hacer nada.

Observo la pared, blanca, lisa, y poco a poco me imagino una puerta. Esa puerta se abre y se ve un bosque de noche.

De pronto estoy en el bosque, y sin ninguna intención, me muevo, flotando.

Llueve, noto el agua y por primera vez me observo a mi mismo: veo mis manos, grandes.

En este momento me podía imaginar que estaba en un sueño, pero aunque alguna vez me he dado cuenta y he tenido un sueño lúcido, en este caso simplemente no hice nada, asumí que era un sueño y observé que pasaba.

Al levantar la vista, ya no estaba en el bosque, estaba en una habitación oscura, con una luz en medio, y de pronto empieza a salir vapor.

La niebla cubre el cuarto, me tumbo en el suelo, y despierto.



Tengo la costumbre de apuntar mis sueños, porque aparte de que es un buen ejercicio de memoria, es interesante leerlos con el tiempo, y además ayuda a tener experiencias como los sueños lúcidos, o la programación de sueños.

Se me ha ocurrido que de vez en cuando podría contarlos por aquí, y acompañarlos con un dibujo.
En el de hoy salía una luz que provenía de un punto en medio de la sala, se me ha ocurrido dibujar una lámpara de lava por esto, aunque no fuese exactamente como el sueño, y además, porque molan un cacho.

Un saludo.

martes, 2 de junio de 2015

Naturaleza avanzada

Ya acabó todo.


Con esta frase empiezo la entrada de hoy, en la que me gustaría compartir una reflexión que me ha sorprendido encontrar en mi mente, y es lo mucho que hemos priorizado el avance y la tecnología frente a la naturaleza.

Sé lo que estáis pensando, "este viene aquí ahora a darnos lecciones de naturalismo y a hablarnos de Greenpeace, ¡córtate el pelo, hippie!".
Nada más lejos de la realidad, no tengo ninguna intención de hacer sentir mal a nadie por encender una lámpara o usar su ordenador, pues sería un total hipócrita, pero sí quiero compartir mi experiencia.

Hace unos días, cuando estaba aún acabando la Universidad, caminaba por una calle de Usera que casualmente no tenía árboles. España es un país muy verde en este sentido, pero justo en esta calle (bastante larga) no había ni uno.

Esto me hubiese dado igual en cualquier otra circustancia, pero en ese momento me agobió. Noté como que todos los pavimentos de las aceras, todo el asfalto de las carreteras me oprimían.
 
"Sensiblucho, exagerado, córtate el pelo"

Vale, quizá dicho así suena exagerado, y no me pienso cortar el pelo, dejadlo ya. Pero intentad verlo desde mi perspectiva, note que en esa calle faltaba oxígeno.
Uno de los dilemas morales que más me pesan en la carrera es esa dualidad entre crear algo, y a la vez destrozar lo existente.

Creo que negar, hoy en día, la belleza de la ciudad es una falta de respeto al progreso, no hay un día en el que no vaya caminando hacia el metro y no piense en que si hubiese vivido unos pocos siglos atrás nada sería igual.
Y es verdad, tiene mérito, pero por otro lado, piensas en la belleza de lo natural, y te imaginas a tí mismo caminando descalzo sobre césped, tomando el sol que se filtra entre los árboles, y bañándote desnudo en un río...

Sí, es totalmente absurdo, pero a veces tengo estos pensamientos, y me gusta compartirlos. No hay duda que la evolución del ser humano es de admirar, pero a veces es tanta que da vértigo, aunque nos centremos solo en los aspectos positivos.

Aunque como nunca es todo tan radical, tenemos la suerte de vivir aún en un mundo en el que naturaleza y tecnología aún conviven juntas, como lo han intentado las diferentes técnicas que he usado en esta pintura, a ver que os parece.





Un saludo.
Calde