viernes, 19 de junio de 2015

Óptica

Hace tiempo dije que este sería un blog de dibujo, y de hecho así es.
Pero de vez en cuando propongo cosas que van más allá del dibujo, además que en muchas entradas cobra más valor el texto, que el dibujo en sí.

Es por eso que he decidido ampliar los límites del blog, y convertirlo en un blog artístico.
De momento no habrá repercusión ninguna, pues la mayoría de las entradas seguirán siendo de dibujo, pero este último año me he interesado por la fotografía (en parte gracias a la carrera).

Ya que por necesidad, de nuevo, para la universad, necesito una cámara buena, voy a aprovechar para aprender fotografía de verdad, por lo que de vez en cuando quizá veáis alguna foto por aquí.

Además esto también viene ligado a mi interés por la óptica, me he tragado muchos documentales y muchos textos sobre este tema, y es que es emocionante lo que un cachito de cristal puede hacer.

No voy a meter aquí el rollo de todo lo interesante que tiene la óptica, pues imagino que a pocos les puede interesar el tema, y a quien le interese por seguro que sabrá más que yo.
Pero creo que sí puedo y debo hablar, del potencial de las lentes. Sin hablar de su uso eficiente (como en la corrección de las enfermedades del ojo), se puede remarcar una característica principal, y es que las lentes nos permiten ver aquello que nuestros ojos no pueden.

Desde cosas treméndamente pequeñas como una célula, hasta cosas muy lejanas como una galaxia. Pero también nos permiten ver nuestro ambiente de otras formas. Deformándolo, o incluso dándonos más información de la nos da nuestro ojo.

Por ejemplo, el efecto llamado ojo de pez, lo que hace es abrir nuestro campo de visión a un ángulo muy forzado, llegando a ver en ocasiones cosas que están incluso detrás de nuestros ojos.

O el famoso efecto 360º, que en una misma foto, si por ejemplo la tomamos en una habitación cúbica, nos permite ver las 6 paredes (incluyendo suelo y techo) a la vez.

Para quien no sepa a lo que me refiero, puede pensar en una panorámica, que es casi lo mismo, solo que en una única dirección.

Pues ese efecto es el que he intentado reproducir en mi propia habitación, con el dibujo de hoy.

No me he centrado mucho en el detalle de cada muñequito que tengo, porque me tiraría horas, y no quería centrarme en el hiperrealismo. En cambio, me he centrado en que la perspectiva deformada tenga sentido, lo cual a veces no es sencillo.

A ver que os parece:



Un saludo.
Calde

1 comentario:

  1. Es como si la visión fuera desde la mirilla de una puerta.

    ResponderEliminar